26 de junio: Natalicio de Juana Manso

0

collage-2015-06-26Feminista incansable, fundadora del reconocido Semanario “Álbum de Señoritas“, Juana Paula Manso nació el 26 de junio de 1819, en plena época de guerras revolucionarias en los territorios sudamericanos. Hija de un agrimensor español radicado en Buenos Aires en 1799, partidario de la revolución y luego fiel rivadaviano, en 1826, Juana fue inscripta en la Escuela porteña para Niñas de Monserrat, que regenteaba entonces la Sociedad de Beneficencia.

Hacia 1840, la familia Manso fue una de las tantas exiliadas del periplo rosista. Afincados en Montevideo, Juana comenzó a dar clases de francés y castellano para aportar a los ingresos familiares, hasta que se animó a abrir en su casa el “Ateneo de Señoritas”, una escuela privada para las niñas de élite. Por entonces, también comenzó a publicar sus primeros poemas en periódicos antirosistas como El Nacional El Constitucional, aunque firmados bajo el seudónimo de Mujer Poeta.

Más tarde, la familia Manso debió emigrar a Río de Janeiro, donde Juana conoció al violinista portugués Francisco de Saá Noronha, con quien se casó en 1844 y tendría dos hijas. La familia probó suerte en Estados Unidos y en Cuba, pero debió regresar al Brasil. Si bien fue un fracaso económico, en otro aspecto, Francisco logró dar algunos conciertos y Juana se interesó notablemente en el sistema educativo norteamericano.

Estando en Brasil nuevamente, Juana comenzó a escribir novelas y obras teatrales y a difundirlas a través de su nuevo “Jornal das Senhoras”, fundado en 1851. Entre sus escritos, se encontraba “Los misterios del Plata”, en el que intentaba describir el “misterio” del rosismo. En su periódico, la emancipación de la mujer, el rechazo al esclavismo y la educación son algunos de los principales temas tratados.

Hacia fines de la década de 1850, ya derrotado Rosas, Juana Manso, con más de treinta años y separada de su esposo, regresa a Buenos Aires, decidida a emprender en la ciudad del plata las mismas actividades culturales y educativas que había desarrollado en sus otros destinos. Es así que nace la idea del “Album de Señoritas“, un semanario feminista, educativo y anticlerical, el cual, no obstante lo novedoso de la idea, no iba a tener demasiado éxito.

En 1859, el escritor José Mármol la presentaría a Domingo F. Sarmiento, quien la promovería a Directora de la Escuela Normal Mixta Nº1, en el barrio de Monserrat. Al poco tiempo, se hizo cargo de los “Anales de la Educación Común“, Órgano creado por Sarmiento para difundir su política educativa. Manso difundía ideas de avanzada, apelando a la reflexión educativa en contra de la pedagogía del castigo. Mientras tanto, se dedicó a traducir obras que le pedía Sarmiento, a realizar obras de difusión cultural y a seguir escribiendo. Entre otros textos, en 1962 redactó el “Compendio de historia de las Provincias Unidas del Río de la Plata“, un Manual para difundir en las escuelas.

Con Sarmiento como interventor en San Juan, debió combatir sola desde los Anales, contra los prejuicios de la época, para sostener la idea de la educación mixta, tarea que se hizo más cuesta arriba cuando se convirtió al Anglicanismo. La escuela mixta fracasaba y ella, ya considerada “la loca”, presentaba su renuncia. En conferencia o debate en el que estuviese, era abucheada e insultada, por el pecado de animarse a desarmar la muralla de conservadurismo de la sociedad de época.
Pero tendría revancha. La nueva oportunidad se presentaba con la llegada de Sarmiento a la Presidencia, en 1868. Fue la primera mujer vocal del Departamento de Escuelas y luego de la Comisión Nacional de Escuelas, fundó más de 30 escuelas e introdujo el inglés y los concursos de méritos.
Cansada de tanta batalla, fallecería con apenas 55 años, el 24 de abril de 1875.

Hoy se cumplen 196 años de su nacimiento y desde ADFEDUCA queremos recordarla como una persona que luchó incansablemente por promover la Educación Popular; como una precursora de la Pedagogía Científica y Social, que puso en práctica todo su pensamiento en su obra como maestra, el que se fundamentaba  en los principios de Pestalozzi y Froebel y que adaptó a la realidad local. La recordamos también como una docente comprometida con la tarea, que dio especial importancia a la actividad libre del niño y la niña, al interés y la espontaneidad; perfiló el rol docente como generador de un ambiente sano y confortable para guiar y sugerir el trabajo del alumno y la alumna. Se proclamó enemiga manifiesta de los castigos corporales (de uso habitual en su época) y también de los premios para estimular el buen comportamiento por considerar que ambos extremos debilitaban y enfermaban el temperamento de los chicos y chicas.

Cuando pensamos en ella lo hacemos desde los aspectos más significativos de sus ideas pedagógicas: la Educación Popular, Obligatoria, Gratuita, Igualitaria, la  Tolerancia Religiosa y los Derechos y el Rol Social de la Mujer.

Y además de todo esto, la definimos como la Primera Feminista, Revolucionaria y Educadora de las Provincias Unidas del Río de La Plata.

¡¡Que tengas una excelente jornada hoy!!   Sarita

Fuentes consultadas:

http://bibliotecafontanarrosa.blogspot.com.ar/2010/03/una-mujer-para-recordar-juana-manso.html

http://www.elhistoriador.com.ar/frases/miscelaneas/juana_manso_sobre_la_inteligencia_de_la_mujer.php

Compartir

Acerca del Autor/a:

Sara Navarro

Comentar

*