¡¡Cumplimos nuestro Segundo Año de vida!!

0

collage-2016-06-22“Si la concientización  no está acompañada de esta búsqueda fuerte, constante, permanente de conocer la realidad tal como se está dando, para transformarla en otra realidad, la concientización es un bla, bla, bla inoperante”.

Es éste uno de los pensamientos de Freire que utilizamos, como regalo,  en nuestro Segundo Cumpleaños…

Y es que, a través de las publicaciones efectuadas durante el período 2015 y la primera parte del 2016, tratamos de analizar  el estado de la realidad, denunciarla, haciendo uso de la memoria y entendiendo que el futuro no es inexorable, es problemático. Insistimos junto a Paulo que “… el ser humano (tiene el derecho) de comparecer ante la Historia no sólo como su objeto, sino también como sujeto”.

Por eso:

A través de las Efemérides reflexionamos el sentido de lo utópico: cómo aquellos hombres y aquellas mujeres de nuestra Patria, a lo largo del tiempo, trabajaron y lucharon para hacer posible el sueño de un pueblo independiente, liberado. Nos enseñaron (entre otras cosas)  que la espera sin esperanza es una espera vana, que no puede materializar sueños, que la esperanza se realiza en la acción… También, ellos y ellas, nos interpelaron porque como docentes, nuestra gran tarea es la de recuperar la naturaleza política de la educación, sin que esto signifique reducirla a la práctica política. No podemos dejar de preguntarnos, para actuar, cómo conseguir que la educación sea significativa, que se convierta en crítica y emancipadora. Nos movilizaron para preguntarnos qué es lo que hace que una práctica social sea educativa,  para qué tipo de sociedad estamos trabajando, qué tipo de sociedad  vamos  a dejar a nuestros hijos y alumnos o, mejor, qué hijos y alumnos vamos  a dejar a la sociedad…

Recordar, celebrar, honrar a aquellos y aquellas que hicieron de Argentina un país libre y soberano   nos posibilitó encontrar el común denominador de sus acciones: la esperanza… Sólo ésta generó  sentidos y motivaciones de carácter histórico-fundante… Las suyas, todas ellas, fueron propuestas, apuestas materializadas y  construidas desde los sueños y soñar, para Freire, es por un lado, una connotación de la forma histórico-social de estar siendo mujeres y hombres, a la vez que constituye un acto político necesario. Es la posibilidad de imaginar un mundo diferente y unas relaciones sociales y políticas que consideren a las personas como sujetos centrales del desarrollo y la plena vigencia de los derechos humanos como norte de todo plan y proyecto político.

Así, esos sueños, esas denuncias, esos anuncios, esas luchas se construyeron desde una intervención político-cultural contextualizada para inventar un presente nuevo. Intervenciones que, desde la educación como proceso de liberación, los educadores y educadoras debemos asumir como compromiso ético con la historia para rechazar cualquier explicación determinista y fatalista de la misma, porque la historia no es repetición inalterada del presente sino un tiempo de posibilidades; intervenciones que nos ayudan a entender el presente como la realidad que se hace y que depende de lo que, como personas y grupos, hagamos en él ; intervenciones que nos ayudan a comprender el futuro como utopía en tanto está construyéndose permanentemente. En palabras de Freire: “…Qué se puede hacer hoy para que mañana se pueda hacer lo que no se puede hacer hoy… “

Nos comunicamos con ustedes a través del Programa “Nuestra Escuela”, también junto al “Asesoramiento Técnico, Legal y Pedagógico para participar en Concursos de Ascenso de Jerarquía en los Niveles: Primario y Secundario” destinado a afiliados y afiliadas de nuestro Sindicato en todo el territorio provincial; compartimos trabajos de lectores y lectoras en la Sección “Publicaciones” de TU PORTAL; sugerimos propuestas didácticas para que incorpores en tu praxis cotidiana…

Estas acciones se fundamentan en que el “… sueño posible exige que piense diariamente en mi práctica; me exige descubrimiento, el descubrimiento constante de los límites de mi propia práctica, lo que implica percibir y demarcar la existencia de lo que llamo espacios vacíos a ser llenados. El sueño posible tiene que ver con los límites de estos espacios y esos límites son históricos… El tema del sueño posible tiene que ver exactamente con la educación liberadora y no con la domesticadora. El tema de los sueños posibles, reitero, tiene que ver con la educación liberadora siempre que sea práctica y utópica…”, nos enseña Paulo y continúa diciendo: “…una de las tareas más importantes de la practica educativo-crítica consiste en propiciar las condiciones para que los estudiantes ensayen la experiencia profunda de asumirse en el marco de sus relaciones comunes con otros estudiantes y maestros. Asumirse como ser social e histórico, como ser pensante, comunicador, transformador, creador, realizador de sueños, capaz de sentir rabia porque también es capaz de amar…”

Intentamos  juntos, juntas, revisitar, resignificar la idea del educador como “realizador de sueños”, porque el pensamiento utópico va muy ligado a la reflexión pedagógica en la medida en que, cuando repensamos cómo nuestro accionar produce cambios  a través de nuestra acciones, hacemos realidad  una utopía y la educación como un instrumento eficaz de transformación es, en esencia, utópica. No obstante, tuvimos en cuenta que, aunque nuestra tarea está comprometida con el futuro, nuestras acciones cotidianas están comprometidas con el presente. Es por esto que nuestras acciones, por ende, representan una acción contradictoria. De ahí que debemos tener en cuenta que las relaciones entre el pensamiento utópico y la acción pedagógica constituyen relaciones complejas, dialécticas y, por ello mismo, la utopía pedagógica debe ser concreta, para que no se convierta en una abstracción delirante.

Tratamos de reflexionar críticamente  sobre la práctica, porque es pensando críticamente la práctica cómo se puede mejorar o cambiar y además, promover la curiosidad epistemológica de los otros y otras.

Trabajamos el compromiso desde la convicción que no se puede estar en el mundo siendo una omisión sino un sujeto de opciones, que no se puede estar de forma indiferente y de brazos cruzados frente a los atropellos contra los más débiles, los mecanismos de impunidad y la injusta distribución de los bienes.

Nos ocupamos por mirar a  la educación como una forma de intervenir el mundo entendiendo que, por eso mismo, no podemos considerarla neutra, indiferente, desideologizada sino, por el contrario, la educación exige asumir la historia, exige posiciones, rupturas, contradicciones, decisiones, a favor de unos u otros.

Nos formamos en torno a la disponibilidad para el diálogo no como una técnica, sino como táctica eminentemente ética y epistemológica, cognoscitiva y política, como un proceso de rigor en el cual existe la real posibilidad de construir el conocimiento filosófico-científico, aceptar al diferente y asumir la importancia del acto de amar. Entendimos que no existe “Yo” si no existe “Tú”: siempre precisamos del otro para aprender, para crecer, para desarrollarnos.

No estuviste ajeno a lo sindical, porque estabas informado de los últimos acontecimientos acaecidos en nuestro país a través de los Boletines mensuales de la Secretaría de Educación de CTERA ( Sindicato del cual somos Gremio de Base), también escuchaste audios, leíste artículos y conociste el accionar de la CTA a través de vídeos. Visitaste, con nosotros, el Encuentro Regional de la Red de Trabajadoras de la IEAL y el III Encuentro de la Internacional de la Educación para América Latina: “Hacia un Movimiento Pedagógico Latinoamericano” que se efectuó a fines del año pasado en Costa Rica. En cuanto a lo provincial nos acompañaste en cada punto de la provincia, cuando leías acerca de las reuniones informativas gremiales que hacían nuestros compañeros y compañeras de ADF.

Como puedes observar, a través de estas acciones, podemos decir “nuestra palabra” como un mecanismo de lucha contra la impunidad, las injusticias y la cultura del  silencio… Es este el significado más profundo de la frase: “la escuela pública enseña, resiste y sueña” acuñada desde los 90 y reeditada desde entonces, porque la palabra pronunciada una y otra vez facilita un proceso de replanteamientos de las nociones sobre el sí mismo, la otredad, el contexto, las instituciones, los conceptos y hasta las relaciones, porque en el encuentro con quien la recibe y en el proceso dialógico se abren posibilidades de redefiniciones que, al incorporarlas, se traducen en nuevas prácticas sociales.

Así, reunirse en los sindicatos, informar al compañero, a la compañera, actualizarse, repartir unos volantes, enfrentarse a los medios de comunicación, sensibilizar a la comunidad, explicar las razones de la protesta una y otra vez, recoger firmas,  tomar un parlante, un micrófono, realizar conferencias, publicar trabajos escritos, alzar las banderas,  discutir y explicar la diferencia entre lo popular y las intenciones neoliberales de acallar las voces, saber que quienes lucharon (y que ya no están físicamente con nosotros y nosotras) viven en cada paso que damos hacia la liberación… Todo esto hace de la calle, un espacio de diálogos, un museo para no olvidar, una melodía a la esperanza, un aula de clase, un espacio de encuentros y desencuentros que van afinando una visión, un sentido de identidad y una causa que se va haciendo común unión. De ahí que  el pronunciamiento, la palabra hecha denuncia desde la relectura del mundo (parafraseando a Freire), se convierte en un motivo social que impulsa la acción política y la reivindicación de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Sin duda que estas estrategias de liberación del silencio, tienen afán de intervención cultural y política porque con cada pronunciamiento se va gestando un nuevo sujeto capaz de exigir sus derechos, relacionarse con el Estado desde la conciencia de igualdad de oportunidades, replantearse las relaciones escolares, laborales,  familiares y comunitarias desde la equidad, exigir respeto y dignidad, problematizar críticamente la propia práctica y llevar a la acción  proyectos para la inclusión, la justicia social, donde todos y todas nos reconozcamos como ciudadanos de una comunidad democrática, porque como bien nos enseñara Paulo en Pedagogía de la Indignación: “…Sin sueño y sin utopía, sin denuncia y sin anuncio, lo único que queda es el entrenamiento técnico al que la educación es reducida…”.

Como habrás advertido, a través de la lectura de estos párrafos, este tiempo compartido ha sido intenso, desafiante, enriquecedor… Estos  dos años, dos deditos triunfantes (que acompañarían a cualquier niño o niña a quienes se les pregunta por la edad) pretenden ser una V de VICTORIA… Victoria cuyo significado explicaba Séneca: “Dos veces vence el que en la victoria se vence a sí”. Así  vencimos a la falta de tiempo y a las dificultades, con la apoyo de ustedes que nos siguen a diario y nos animan a continuar este Proyecto de Educación Liberadora, de la mano de Paulo Freire. Gracias…

Gracias también a las 20.000 personas que, sumadas a las 22.900 del primer año de vida, han visitado este Portal.

Gracias también a nuestros seguidores en Facebook: ya son 2220, y eso nos llena de orgullo, no por la cantidad (que no es lo importante), sino por la calidad, ya que el interés mostrado hacia el PORTAL es muy grande y nos lo hacen saber a través del chat privado, compartiendo información, trabajos, experiencias, planteando desacuerdos, sugerencias, nuevas ideas… En fin: participando… ¡¡Es que así se construye!!  =)

También nos gustaría agradecer al Secretario General de la Agremiación del Docente Formoseño, Lic. Luis Branchi, por la confianza, por apostar a este Poyecto que se llama ADFEDUCA.

Gracias a Edith Arias Maidana (Secretaria de Acción Social de ADF) y Rubén Chávez (Secretario Gremial de ADF y Secretario Gral. de CTA Formosa) por el acompañamiento, las sugerencias, las correcciones, la franqueza y claridad en cada una de las opiniones que regalaban a ADFEDUCA…

Sabemos que aún nos queda mucho por hacer, por descubrir, por aprender, por brindar, por andar, por desandar…Sabemos que lo podemos hacer mejor, pero no solos (nada se hace en soledad),  así que con el mismo empeño y con el mismo entusiasmo con que iniciamos la tarea hace 2 años, te pedimos que nos sigas acompañando a través de la mirada crítica…

¿Sabés? La vida de un proyecto se valora a través de una serie de hitos que marcan el camino elegido… Para nosotros, este es uno de esos momentos: dos años de trabajo intensivo que han dado su fruto y que nos han permitido aprender-enseñar junto a vos y prepararnos para lo que está por venir…

Incluir, creer, crear, crecer, luchar, trabajar por una sociedad más justa, más humana… Imperativos que nos permiten continuar caminando el sueño…

¡¡Felicidades ADFEDUCA!!           Sarita

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Acerca del Autor/a:

Sara Navarro

Comentar

*