Pensar y pensarse… Preguntando-Nos… (Parte 4)

0

paulo_freire_omargarciaart.pngo_-1024x458¡¡Hola!!

Estaba pensando en lo bueno que es esto de mirarnos, desde nosotros y con los otros, a través de preguntas reflexivas que posibilitan recorrer el camino escolar ya andado… Y mejor aún si lo hacemos de la mano de Freire, que ha sido y será el referente para efectuar el abordaje de todos los aspectos que hacen a nuestro quehacer docente…

Vos podés decir que Freire ya fue, que en un contexto democrático no tiene sentido traer a la mesa de nuestras reuniones aquí, en TU PORTAL, el pensamiento de un “Hijo de la América Latina de los 60” como se lo ha llamado…

Pero ¿sabés? Esto que acabo de expresar sirve como provocación para mostrarte que él fue más que un buen hijo de su época ya que tuvo la sabiduría de ir “leyendo” (en cada momento histórico por los que transitó) para ir hacia adelante, interpretando el mundo que se avecinaba con la globalización (segunda revolución capitalista) y que confrontaba el mundo y las formas de la dominación establecida bajo los patrones del capitalismo anterior…

Freire nunca dejó de “leer” el mundo, la realidad… Aún cuando se acercaba el final de su vida, continuaba interpretando la historia… Y en esa relectura de la “Pedagogía del Oprimido”, cuestiona las miradas ortodoxas que siguen analizando el mundo de la reorganización capitalista en blanco y negro o que, atrapadas en el pasado, no pueden entender un mundo que nace y las contradicciones que genera….

¿Te das cuenta?, en este ejemplo que expuse, Freire vuelve a ser el maestro que coloca sobre el tapete las nuevas lecciones, los nuevos análisis de la realidad que hay que realizar para releer las formas de la opresión y los silencios en la conciencia de los oprimidos que hoy toman nuevos rumbos y exigen nuevos caminos… Esos nuevos caminos se reconocen en una tradición que va más allá de la simple palabra crítica, dado que exigen la capacidad para organizar un planteamiento liberador, en donde la lucha tiene su lugar y las transformaciones prácticas son una exigencia.

Aun hoy ahí están los pueblos del tercer del segundo mundo… Aún hoy puedes ver a  trabajadores y trabajadoras de todas las latitudes, “…esperando que despierten las lecturas y los movimientos que den cuenta de su nueva condición, de su pobreza, de su sufrimiento y de su invisibilización. Y Freire está ahí para hablarnos hoy de la nueva esperanza de los nuevos oprimidos de este nuevo capitalismo…” expresa el colombiano Marco Raúl Mejía J.

Es en este contexto, en  donde necesitamos una opción política pedagógica que debe desarrollarse por quienes quieren realmente transformar su práctica humana y social y no sólo quedarse en el campo de los discursos…. Es aquí donde Freire sigue dando pistas que deben ser desarrolladas por nosotros y nosotras, docentes de este tiempo… Pistas que nos ayudan a construir y deconstruir una educación que hará liberadora nuestra práctica, “…reinventando la esperanza en estos días y evitando caer en el culto freireano de repetirlo y así construir un pensamiento cada vez más fosilizado y menos actual. Por ello, la tarea es seguir enriqueciendo el pensamiento freireano para mantenerlo vivo” nos explica Mejía.

Si estamos de acuerdo en ello, creo que vamos por buen camino dado que estamos aprendiendo a preguntarnos acerca de cómo enseñamos-aprendemos… Vamos por el sendero que nos conduce a ser Docentes Progresistas…

¿Retomamos las preguntas que estábamos haciéndonos en estos días? Aquí están, las transcribo abajo:

  • ¿Cómo, de qué manera valorizamos el conocimiento de otros, de otras, su participación?, ¿cómo buscamos la unidad en la diversidad?
  • ¿Te mirás como un/a enseñante o como un facilitador/a? El término “facilitador, facilitadora” se utilizó mucho en la década de los 90 con la “Ley Federal de Educación”, ¿te acordás?… ¿Por qué será?…
  • La educación, en todas sus formas y niveles es política y apunta a la construcción de un modelo de persona, de país y de mundo. Por eso, pensá en todas las situaciones de diseño, enseñanza y labores de la praxis cotidiana… ¿Qué modelo estuviste ayudando a construir y/o  actualizar?…
  • ¿Cómo hemos construido nuestras categorías de conocimiento a lo largo de la propia biografía escolar?, ¿cómo efectuamos la lectura del mundo, cómo lo interpretamos?, ¿cómo, de qué manera ayudamos a los alumnos y alumnas a  construir categorías de pensamiento que les posibiliten leer el mundo, interpretarlo? ¿Qué posibilidades tenemos para hacerlo, qué nos falta, cómo o qué hacemos para buscarlas, en el caso de que nos falten?
  • ¿Qué estuvo haciendo la educación que recibimos desde que comenzamos el primer Nivel del Sistema? ¿Qué está haciendo al respecto la educación actual? ¿Qué educación recibimos cuando nos formamos como docentes? ¿Qué está haciendo hoy la educación permanente, cristalizada por ejemplo, en la capacitación? ¿De qué hablamos cuando hablamos de aprender?
  • ¿Qué es enseñar para vos?… ¿Qué es aprender?… ¿Cómo enseñás-aprendés?
  • ¿Qué estamos haciendo, cómo hacemos para contribuir a nuestra liberación y a la de los alumnos y alumnas con quienes trabajamos cotidianamente?
  • ¿Qué es la educación? ¿Qué posición política evidencia nuestra tarea diaria en la escuela?

Para continuar Pensando-Nos, la propuesta de hoy consiste en ir transcribiendo una de las Cartas (las otras se exponen la semana que viene) que escribió Claudia Villamayor, docente de la Universidad Nacional de La Plata y Educadora Popular, con una amplia trayectoria en nuestro país y América Latina. Las mismas forman parte del homenaje que se hiciera a Freire, en el 2007, a diez años de su muerte… El artículo lleva por título “Cartas de quien pretende enseñar” y me pareció muy valioso el aporte como disparador de nuevas reflexiones en torno de la temática que nos reúne.

Te invito a leer la primera ¿sí?

“CARTA PRIMERA

Brasil, 30 de septiembre del 2000

Son las seis de la mañana en Joao Pessoa. Me quedaría a vivir en este pueblo de pescadores. Me baño desnuda y a nadie le importa. Qué bueno… Dentro de dos horas voy a coordinar el taller. Es el segundo día. Hablo un portuñol tan malo…

Pero la gente me entiende. Ellos y ellas también se bañan desnudos. ¿Quiénes? Comunicadoras y educadores populares de Recife, Natal, Salvador y de aquí mismo. Juegan en el agua y ríen. Aprendí una palabra con ellos y ellas en el día de ayer: no se dice ¿me entienden?, se dice ¿me explico? Qué de burradas cometo en la educación popular, inclusive en esta carta tal como comencé escribiéndola, Paulo. Ellos y ellas no me tienen por qué entender, soy yo la que tiene que aprender a explicar en el contexto adecuado, desde la vida cotidiana, desde el color de los días, con ejemplos, con experiencia, con todos los recursos auténticos de la vida, más que de la didáctica.

Paulo, ¿me sé explicar? Yo sé que te estarás bañando en el agua, desnudo.”

La reflexión primera que surge de esta carta es cuántas veces en la escuela decimos a las chicas y a los chicos: ¿se entiende?, ¿se ve?, ¿me entienden?… Te pregunto, me pregunto: ¿hacemos lectura de nuestras expresiones cotidianas?, ¿qué revelan ellas?, ¿qué estamos esperando para aprender a explicar en el contexto adecuado?, ¿tenemos los elementos suficientes para hacerlo?, ¿por qué siempre respondemos desde lo metodológico, desde lo técnico-pedagógico?, ¿nos atrevemos a explicar desde la vida cotidiana?

Creo que estas preguntas bien pueden convertirse en excelentes disparadores para la formulación y respuesta de otras que, seguramente ya te estás haciendo… ¿Querés compartirlas con ADFEDUCA? ¡Sería fantástico si así lo hicieras!

Aquí, como siempre, quedo a la espera de ellas, para dialogar Pensando-Nos  ¡¡Hasta el lunes!!  Sarita

Compartir

Acerca del Autor/a:

Sara Navarro

Comentar

*