Preparando el 24 de marzo: “Semana de reflexión” (Parte 2)

0

exposiciontodaslasmadresA lo largo de los años, la música ha sido considerada como un lenguaje universal  pero no por ello se puede negar que la música sea un lenguaje, dado que es comunicación y expresión y tiene sus códigos específicos de representación e interpretación. Es un lenguaje hecho arte más expresivo, si cabe, que la propia lengua.

 Creada por un compositor, transmitida por un intérprete, escuchada y recreada por los  y las oyentes que la percibimos, aunque sea de diversa forma, podemos incluso atribuirle significados que ni siquiera el autor hubiese imaginado.

 La música, como arte, se encuentra situada en el marco de los lenguajes artísticos, diferenciándose de éstos en que, junto a la poesía, se transmite en el tiempo. A través de la música se pueden describir situaciones, expresar sensaciones, emociones, sentimientos  e ideologías: nace de las formas de vida de un pueblo, por lo que a través de ella podemos conocer, valorar y respetar, la diversidad cultural a la que hoy día tenemos acceso.

Vehículo de comunicación y expresión (ya que posee sus propios códigos y signos de representación) permite que nos acerquemos, junto a nuestros alumnos y alumnas, a sus códigos y signos (herramientas necesarias para emplearla como forma de transmisión)

Por tanto desde la escuela podemos trabajar  el proceso interpretativo de la música, para favorecer el desarrollo de la expresión personal potenciando la creatividad, con diversas estrategias: solución de problemas estéticos, desinhibición, autoestima, habilidades y destrezas perceptivas, expresivas.

 También, cuando la música tiene “letra” y esa letra muestra la memoria colectiva de lo que pasó, se enriquece el proceso porque a través de este recurso estamos favoreciendo el desarrollo integral de los chicos y chicas (entendiendo a éste como enriquecimiento de la personalidad y formación del ciudadano/a que necesitamos)

De acuerdo con lo expresado, esta Semana de Reflexión, preparatoria al 24 de marzo, podes trabajar la canción “Indulto” de Alejandro Lerner,  a través de un vídeo que cuelgo a continuación:

La letra de la canción es esta:

Aunque me quede ciego

y sin pensamientos

habrá en mi alma un libro

con mis recuerdos

Aunque cambie el final

siempre es el mismo cuento

donde quedan las huellas de lo que siento

y es por eso que no voy a olvidar

por los que han sufrido

y por los que no están

por los que se han ido a ningún lugar

siento que me atrapa la soledad

siento que me abraza la soledad.

Porque vuelve la niebla a mi candelario

porque hasta la justicia tiene cola de diablo

y no quiere ver, no quiere mirar

porque está desnuda mi libertad

porque no estoy solo y no sé qué hacer

porque, pese a todo, Dios,

aún te tengo fe

Porque aún me duele el hambre de un nuevo cielo

y porque tengo ganas de seguir creciendo

porque no habrá perdón

porque no habrá consuelo

porque no hay abrigo

que calme mi miedo

Porque después de tanto llorar

los veo salir de nuevo

Porque después de tanto llorar

los veo salir de nuevo

Porque no habrá perdón

porque no habrá consuelo

de que sirve el castigo

sin arrepentimiento.

Con ambos recursos (el vídeo, la letra y música) podrías, por ejemplo, realizar esta experiencia:

Observar junto a los alumnos y alumnas el audiovisual, de dos formas diferentes:

  • Sin audio.

El vídeo dura aproximadamente 4 minutos. Una vez finalizado podría preguntarse:

¿Qué les sugieren las imágenes?, ¿qué sintieron?

Se da lugar a un diálogo entre todos y todas. Del mismo pueden participar, además, los y las docentes de Ciencias Sociales y Lengua.

  • Con audio.

Una vez finalizado el intercambio de opiniones podrían ver nuevamente el audiovisual pero agregándole el sonido, escuchando la letra de la canción… Podemos entregarle, a cada alumno y alumna, una copia con la letra de la canción para efectuar análisis de contenido: es fundamental aquí el trabajo en equipo entre los profesores y profesoras de las áreas antes mencionadas.

Volvemos a entablar un diálogo que podría girar en torno de estas cuestiones:

¿La música sugiere lo mismo que las imágenes?, ¿expresa sentimientos?, ¿cuáles?, ¿qué sentiste al escuchar la letra de la canción?, ¿qué nos está diciendo la letra de la canción?

Cuando finalicemos esa acción, los chicos y chicas podrían preparar la canción para ofrecerla a los compañeros y compañeras de otros cursos, durante la semana del 16 al 20 de marzo, en los recreos, por ejemplo con una breve reflexión.

También podrían preparar ellos y ellas una canción…

Seguramente vos tenés muchísimas actividades pensadas que se relacionan con esta temática. Podés enviarlas para enriquecernos y participar: ¡¡las esperamos!! Sarita

Compartir

Acerca del Autor/a:

Sara Navarro

Comentar

*